Embarazo y Jamón…¿aún crees en leyendas urbanas?

Una de las consultas más demandadas por las embarazadas (sobre todo en España, lógico), es sobre la posibilidad de poder comer jamón durante el embarazo.

Sobre todo esto, hay muchas opiniones divididas, y hoy queremos arrojar algo de luz

Embarazadas y jamón….¿pueden llegar a entenderse?

Parece ser que el orígen de la polémica está en torno a una enfermedad denominada Toxoplasmosis.

Esto dicen en el portal Matterna.es sobre esta enfermedad:

La toxoplasmosis es una enfermedad que está producida por un parásito llamado toxoplasma gondii. La mayoría de las veces que se contrae dicha enfermedad no tiene sintomatología o es muy escasa. El problema radica en el embarazo, porque si se contrae la enfermedad puede ser muy grave si se transmite al feto

La transmisión de la toxoplasmosis se produce al comer carne cruda o poco cocinada que esté infectada (se incluye los embutidos y el jamón). Así mismo, se contrae si bebes agua contaminada, comes fruta o verdura fresca contaminada, tocas tierra contaminada o manejas la arena de la caja de un gato (heces).

Esto es lo que dice la Wikipedia al respecto de la Toxoplasmosis:

Las medidas de prevención son particularmente importantes en las mujeres embarazadas y consisten en normas generales de higiene para evitar la transmisión por alimentos o agua contaminada, no consumir carne cruda o mal cocida y evitar contacto con heces de gato.

Esto afectaría pues, a carnes crudas y que no se han sometido a un estricto proceso de curación.

El riguroso proceso de curación al que se somete el jamón curado de Nejosa acaba sistemáticamente con el parásito de la toxoplasmosis.

Según un estudio avalado por el Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico (TEICA) el jamón ibérico curado está exento de Toxoplasma.

El TEICA, en su acuerdo marco con la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (S.E.G.O), que supone la más estrecha colaboración a nivel de consumo de carnes para las mujeres embarazadas, ha concluido lo siguiente:

 “el consumo de jamón ibérico de bellota es positivo para las embarazadas, ya que por su proceso de curación no tiene riesgo de toxoplasmosis. “Este estudio concluye que los factores que eliminan la toxoplasmosis del jamón ibérico son el largo proceso de curación”

También, para las más aprensivas, se puede proceder a congelar el Jamón previamente.

El jamón congelado, se puede descongelar y comer, ya que el parásito de la toxoplasmosis no aguanta temperaturas de 20 ºC bajo cero durante 2 días o de 10ºC bajo cero durante 3 días.

Así pues, se puede ingerir jamón que haya sido congelada a 10 grados bajo cero o más siempre que hayan estado congelados durante unos días, y cuyo proceso de descongelado haya sido lento.

Así pues, desmitifiquemos el mito del Jamón ibérico contraindicado en embarazos de una vez por todas.

Jamones ibéricos como los que puedes conseguir en Nejosa, de cerdos ibéricos criados y alimentados en Extremadura, sometidos a un proceso de maduración estricto y controlado, hacen que esta delicia gastronómica sea,considerada como una de las mejores recetas saludables en cualquier dieta mediterránea…y por supuesto, también recomendada para embarazadas.

Comed jamón ibérico, del bueno, de Nejosa. Vuestra salud os lo agradecerá.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Embutidos Nejosa, S.L. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Banahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.