Caldo con huesos de jamón, ¡ esa pócima mágica de la que todos los druidas hablan !

Resulta que lo teníamos aquí y ahora está creando una extraordinaria conmoción en otros países:

La sopa que hacemos con el caldo hecho con los huesos de jamón aporta unos extraordinarios beneficios para nuestro organismo.

Pero esto no es de ahora: estudios científicos que se han realizado en España y fuera de nuestras fronteras, certifican que el caldo de jamón es, además de un alimento nutritivo, toda una fuente protectora para nuestro corazón y nuestro organismo…y siempre cuidando nuestra línea.

¿Qué beneficios aporta el caldo de jamón en nuestro organismo?

  • Alivia la inflamación.
  • Combate el dolor en las articulaciones.
  • Mejora la salud intestinal.
  • Aporta beneficios cardiovasculares (regula la presión sanguínea y y el metabolismo de la glucosa y el colesterol.

Investigaciones que certifican y avalan el consumo de caldo con huesos de jamón.

Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos (IATA – CSIC) y la Universidad Católica San Antonio de Murcia (Ucam)

Han puesto en valor el alto nivel cardiosaludable que aporta el consumo de caldo hecho con huesos de jamón. Su investigación aún no ha concluido, pero antes de 2020 completarán estos estudios y conclusiones con que ciertos péptidos presentes en el jamón curado tienen también efectos beneficiosos. .

Entre otras proteínas, encontramos el colágeno y la hemoglobina, que cuentan con efectos protectores para el corazón.

Instituto Juan Ramón Jiménez

El Instituto Juan Ramón Jiménez asevera que, en personas sanas, el consumo de una ración aproximada de 40 gr. de jamón ibérico de bellota 100% contribuye a la concentración en plasma del colesterol bueno, reduce el colesterol malo y no influye en la ganancia de peso de las personas.

El Hospital Universitario Ramón y Cajal

realizó unos estudios con una serie de personas sanas que se alimentaron con unos 50 gramos de jamón ibérico-cebo y bellota durante 6 semanas, llegando a la conclusión de que ninguno aumentó su peso, les bajó la tensión arterial y no se apreció ninguna subida de los triglicéridos.

El ‘Journal of Agricultural and Food Chemistry’

también publicó un estudio demostrando que los huesos del jamón producen esos péptidos a los que nos referíamos anteriormente que tienen efectos cardioprotectores.

Esos péptidos son pequeñas partículas en las que se descompone el jamón durante la cocción y actúan como antioxidantes o inhibidores de enzimas realacionadas con enfermedades.

Conclusión:

hazte un buen caldo con huesos de jamón ibérico (a ser posible). Tendrás un plato completo, nutritivo, que no aumenta tu peso -en absoluto- y que además, aporta una gran cantidad de nutrientes que se desprenden del propio hueso del jamón que te ayudan a regular los niveles de bienestar de tu cuerpo.

Cuídate, y no dejes de mirar por tu salud. Es un consejo de NEJOSA.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Embutidos Nejosa, S.L..
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Banahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://embutidosnejosa.com/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola